EL FUTURO DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Hablar de inteligencia artificial (IA) es hablar de tecnología con un gran poder transformador en los negocios, en la salud, en la educación, en el transporte, en la ciencia, en el gobierno y en todos los aspectos de nuestra vida. Hoy con la implementación de la IA, se están analizando datos en tiempo real y tomando decisiones inteligentes basadas en ese análisis. Sin embargo, a pesar de su uso generalizado, la IA ha despertado una serie de temores relacionados con la justicia, el trabajo, la privacidad, y la seguridad humana.

 ¿Cómo será la IA en los próximos 20 años?

La vida digital está aumentando las capacidades humanas, pero al mismo tiempo está perturbando nuestras actividades de hace miles de años. Nuestra vida profesional empieza a cambiar. La IA hará que muchos trabajos queden obsoletos, aunque también creará otros nuevos y de mayor complejidad.

Los días en que tu refrigerador sabrá más sobre tu dieta, o que tu asistente virtual conozca más sobre tus gustos y preferencias, podrían estar más cerca de lo que crees. La IA y el aprendizaje automático (AA) están progresando a una velocidad vertiginosa y su impacto en la economía no tiene precedentes. En este sentido, Technology Vision 2017 de Accenture, afirma que para el 2035, la IA tiene el potencial de duplicar las tasas anuales de crecimiento económico de las naciones.

Debido a que la IA tiene el potencial de volverse más inteligente que cualquier ser humano, no tenemos una forma segura de predecir cómo se comportará. Solo en los últimos años, el AA parece ser el nuevo camino a seguir. Los algoritmos, liberados de los programadores humanos, se están entrenando a sí mismos con conjuntos de datos masivos que producen resultados que han sorprendido incluso a los más optimistas en este campo del conocimiento.

Estamos en un período clave de nuestra historia en el que debemos comenzar a responder preguntas complejas como ¿cuáles son los límites de la IA? ¿quién es el responsable de la IA? ¿cómo protegemos del acceso a la IA por parte de delincuentes? ¿hasta qué punto alteraremos la interacción humana? ¿cuántos puestos de trabajo tradicionales eliminaremos y con qué velocidad? ¿puede un automóvil autónomo decidir por sí mismo si atropella a un niño en la carretera o se desvía hacia grupos de personas en la acera? ¿quién o quiénes se verán más beneficiados con la IA?

A medida que la IA se vuelve más omnipresente en campos como la medicina, el transporte, la educación, el gobierno, y la seguridad, existen importantes desafíos éticos y técnicos que superar. Hoy la gente controla el planeta, no porque somos los más fuertes, rápidos o grandes, sino porque somos los más inteligentes. Pero en el futuro si la IA nos supera y ya no somos los más inteligentes, ¿tendremos la seguridad de poder mantener el control? Anticipo que en 20 años más la IA será nada menos que el fiel reflejo de las mejores películas de ciencia ficción.

Todo indica que la IA nos ayudará a resolver una gran cantidad de problemas técnicos, económicos y sociales. Sin embargo, trae consigo serios inconvenientes y enormes desafíos éticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s