LA EMPRESA DEL FUTURO

Somos testigos de un mundo que está mutando a una escala sin precedentes, donde el futuro cada día se ve más cerca y la aceleración de los cambios en gran parte impulsados por la pandemia, nos está llevando hacia un nuevo escenario sin retorno.

Frente a este nuevo contexto es vital preguntarse:

¿Cómo será la empresa del futuro?

Al estudiar las compañías más valiosas del planeta como Amazon, Google, Apple, Microsoft, Facebook, Disney, Samsung, Netflix, IKEA, entre otras, es posible concluir que las empresas más exitosas del futuro serán capaces de:

1.- Desarrollar un propósito que esté en equilibro con el crecimiento económico, la calidad de vida laboral y la sustentabilidad ambiental.

2.- Articular dónde se crea valor en la organización para visualizar qué distingue a la empresa de sus competidores, y más aún saber qué podría impulsar su éxito en el largo plazo.

3.- Hacer de la cultura organizacional un conjunto único de rituales, símbolos, experiencias y comportamientos que describe colectivamente cómo manejamos las cosas al interior de la organización.

4.- Adoptar una estructura más plana, más rápida, y más flexible a los desafíos del entorno, reforzando los objetivos comerciales con una gestión del desempeño clara y sólida.

5.- Conformar equipos interdepartamentales que permitan la colaboración cruzada y canales abiertos de comunicación, para entre otras cosas promover la creatividad.

6.- Enfocar sus esfuerzos en innovaciones continuas para fortalecer y alcanzar los objetivos a largo plazo que garanticen su liderazgo en el mercado.

7.- Promover y fortalecer el trabajo iterativo para prototipar y experimentar de manera ágil, centrándose siempre en los dolores del cliente.

8.- Desarrollar plataformas tecnológicas con poderosos algoritmos que permitan capturar mayor volumen y calidad de datos del cliente.

9.- Cimentar todas sus decisiones con base en el análisis inteligente de datos en tiempo real, para de manera constante poder tomar decisiones rápidas y de alta calidad.

10.- Crear espacios formales de tiempo y de seguridad psicológica para acelerar la creatividad en los trabajadores, y así promover la innovación desde abajo hacia arriba en la organización.

11.- Considerar el talento humano como el principal activo de la compañía.

12.- Conectar diariamente con los clientes para empatizar con sus necesidades.

13.- Crear valor a través de redes en las que los socios que componen la red (ecosistema) compartan datos, experiencias y habilidades para que en conjunto maximicen el valor para el cliente final.

14.- Destinar recursos de manera estratégica para el ensayo y error, fomentando y acelerando el aprendizaje en la organización.

15.- Reflexionar sistemáticamente para visualizar mucho más allá de las paredes de sus oficinas físicas y virtuales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s